05 mayo 2013

Sabes que eres madre cuando...

...tienes 50 pares de zapatos de tacón en el armario pero siempre acabas usando zapato plano por si tienes que correr detrás de alguien más ágil que el autobús.
Cuando llevas siempre un bolso que casi te disloca el hombro porque en él tiene que caber una botellita de agua, unas galletitas, pañuelos de papel y toallitas, pañales, chupete de repuesto, pinturas y un blog, algún libro, algún muñequito...
Cuando con una ducha de 5 minutos te parece que has tenido 2 horas de paz.
Cuando ya no conoces la sensación de ir al baño sola.
Cuando la única forma de mantenerte decente es hacer dos actividades a la vez; depilarte mientras les bañas, cortarte las uñas a la vez que a ellos, secarte el pelo mientras se lavan los dientes...
Cuando dejas tu plato un poco más vacío contando con que tendrás que comerte sus sobras.
Cuando tardas 10 minutos en salir de casa desde que te pusiste el abrigo.


Cuando en tu ropa siempre hay una manchita de agua, leche zumo, chocolate...y ya no lo consideras el fin del mundo.


Cuando vuelves a poner vocecita de playmobil o pinypon como si nunca hubieras dejado de jugar.
Cuando lees un cuento sobreactuando tanto que merecerías el Oscar de Anne Hathaway.
Cuando aprendes a tomarte las cosas con calma, a esperar, a abandonar la sensación de prisa constante.





Cuando sonríes mil veces al día y recibes un millón de pequeños besitos y abrazos porque eres el centro del mundo para alguien. Porque alguien de verdad no podría vivir sin ti.



*Las fotos de esta entrada están sacados del maravilloso blog el arte de ser mama, de lectura indispensable.