14 junio 2014

Sábado Cultural...Caos en el MoMa


Como me está gustando participar en esta fiesta de enlaces que es el Sábado Cultural. Últimamente tengo el blog un poquito aparcado, pero reconozco que esto me permite escapar un poco a esos otros mundos que tanto me gustan donde el recuerdo del arte a través de los viajes que hemos hecho me sube un poco a una nube irreal de esas que a veces necesitamos. 
Hoy he elegido irme de nuevo al MoMa, the Museum of Modern Art of New York, porque es, de entre los museos que he visitado, uno de mis favoritos. 
Este museo tiene arte en todos los rincones, exhala arte por todas partes, fotografías, esculturas, libros  y audiovisuales...pero no os voy a hablar del museo sino de una obra allí expuesta del prolífico Jackson Pollock, otro de mis artísticas fetiche que pasó a serlo aún más después de aquella visita.



N 31

Jackson Pollock fue un artista estadounidense nacido en 1912 y que murió de forma prematura en 1952 por un accidente de tráfico. Realizó cuadros bajo la influencia de muchos autores y estilos, desde Picasso al sur realismo, aunque el tipo de obras que representa esta "One: Number 31,  1950" son mis favoritas. 

En una ocasión habló de su proceso creativo con estas palabras: 


"When I am in my painting,I‘m not aware of what I’m doing. It is only after a sort of ‘get acquainted’ period that I see what I have been about.” 
"I feel nearer, more a part of the painting since this way I can walk around it, work from the four sides and literally be in the painting"

Pero la mejor expresión de lo que significan estos cuadros fue la respuesta a una critica de la revista Time que lo calificaba de caótico y a la que remitió un telegrama diciendo "Nada de Caos, maldita sea" ( No Chaos, Damn it). 

One: number 31, 1950 es la obra maestra, la pieza de referencia, de la técnica de goteo que tanto le caracterizó. Desde la primera obra con esta técnica, 3 años antes, se evidencia el perfeccionamiento y dominio de la técnica, logrando transmitir más precisión y fuerza. Esta fuerza, cuando tienes el cuadro delante, sin duda la sientes, logra transmitirla. 


Soy consciente de que mucha gente no entiende el expresionismo abstracto o no le gusta aunque capten su significado, pero yo creo que precisamente eso es uno de los atractivos de este arte, que cada uno observamos una cosa, entendemos un mensaje y captamos una esencia. Además, no debemos olvidar que la técnica es tan importante como el fondo, y que lograr este cuadro, donde el caos que se transmite al primer vistazo pasa a mostrar una técnica estudiada, depurada y totalmente regular, es sin duda de ser un artista. 

Si queréis probar vuestra técnica os invito a visitar www.jacksonpollock.org/ una página con una espacio para crear vuestro propio arte. Reconozco que me encanta y a Amanda también.