28 junio 2014

Las semillas de amapola...¿otra novedad?




Mi historia de amor con las semillas de amapola comenzó en tierras germánicas. Para los que no hayáis visitado Alemania, decir que es un país con verdadero culto al pan y la repostería, y es que en cada rincón encuentras el olor a pan, el escaparate lleno de colores, sabores y formas del que no puedes separar la vista, y las ganas de buscar un momento de relax para un café, un pastel y un minuto de silencio.
Y es en estas panaderías casi de cuento encontramos panes, bizcochos y pasteles llenos de unas minúsculas semillas negras, semillas de amapola. 
Existen dos variedades de Amapola, Papaver sp., la silvestre, que crece de forma natural en nuestros campos, y la adormidera, conocida por ser la flor de la que se extrae el Opio y de la que la Amapola ha adquirido su mala fama. 
De ambas se pueden extraer las semillas, inofensivas para consumo humano (en cantidades "normales" como todo) y que aportan multiples beneficios: son ricas en ácidos grasos insaturados como oleico y linoleico, antioxidantes que ayudan a prevenir el cancer y otras enfermedades, magnesio, manganeso, calcio y zinc. Por supuestom, aporta fibra e hidratos de carbono. 
Además poseen propiedades relajantes que ayudan a controlar altos niveles de estres, combatir la ansiedad y el insomnio.




España es el segundo productor de semillas de amapola (fuente aquí ) que se utilizan para hacer aceites, emplear directamente en la cocina o bien se incluyen en preparados alimenticios para animales. 

En cuanto a su sabor, es prácticamente inapreciable, quizá recuerda un poco a nuez, pero casi ni se aprecia. En un bizcocho sorprende más la textura sorprendente que aporta, dando un toque "crujiente" pero sin ser molesto o desagradable lpor lo diminutas que son las semillas.

En este artículo de directo al paladar hay multiples ideas de como incorporar las semillas en la cocina, aunque ya os traeré alguna receta propia pero mientras, si queréis probar, sólo tenéis que añadir a la receta de bizcocho de limón o la de bizcocho de claras, unas cucharaditas de semillas. 



Fuentes:
www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2896

La imagen de las semillas ha sido extraída de wikipedia.