16 enero 2014

Aventuras en la cocina: bizcocho de limón






Cuando desde madresfera y El corte inglés me llegó la propuesta para participar en el concurso que el segundo organizaba de masterchef junior me entusiasmé porqué los que seguís mi blog de forma regular, los que me conocéis un poquito, sabéis que una de las cosas que más me gustan en meterme en la cocina con Amanda, la mejor ayudante.

Yo hago muchas cosas con Amanda, multitud de recetas, más o menos sencillas, de las cuales sólo tenéis una pequeña muestra, pero la que traigo hoy es casi nueva, una pequeña vuelta a un bizcocho de limón, huyendo del tradicional de yogurt y agregandole una cobertura deliciosa.



Pero ojo, que es de limón, limón, sabe muchísimo, para mi gusto es delicioso pero como siempre, podéis jugar con la cantidad de zumo de limón para que sepa más o menos. Igual ocurre en la cobertura de limón: a más azúcar, más pastoso y dulce. El sabor os recordará al del lemon curd, pero algo menos empalagoso.
Este bizcocho además también ha sido el estreno de mi Kitchenaid Artisan.
Espero que os guste.



INGREDIENTES* para la masa:
2 limones
100 g. de mantequilla
2 huevos
115 g. de azúcar
1 pizca de sal
110g de harina de fuerza 
1.5 cucharaditas de levadura en polvo



Para la cobertura:
1 limón
125g de azúcar glas

*Con estos ingredientes sale un bizcocho pequeño, como un plum cake más o menos, tamaño ideal para 4 personas. Si queréis uno grande, doblad las cantidades pero cuidado con el limón, id probando para asegurar que queda a vuestro gusto. 


Mientras encendemos y precalentamos el horno a 180grados, nuestro pequeño pinche puede engrasar el molde, rectángular, dándole un taco de mantequilla previamente endurecida en la nevera. A continuacion, pueden espolvorear un poco de harina en el molde; con todo esto facilitaremos el proceso de desemoldar.
Para el bizcocho, los niños, con ayuda de un escurridor, lavaran los limones con agua caliente y los secaran. Cortamos finas tiras de piel; si tenéis rizador de cítricos mejor, si no podéis usar un rayador o un cuchillo pelador. A continuación, nuestros pinches pueden exprimir los limones mientras nosotros, en un cazo, derretimos mantequilla en el fuego.
Reservamos todo por separado.



Aparte, batimos con el accesorio de barilla los huevos con el azúcar y la sal hasta obtener una crema.
Los niños mezclaran la harina y levadura, y la tamizaran sobre la mezcla anterior. Mezclamos bien todo con la pala. Añadimos a la mezcla la rayadura y el zumo de limón, seguimos mezclando y sin parar la batidora, a velocidad baja, añadimos la mantequilla derretida.



Una vez mezclado, lo echamos al molde y horneamos 45 minutos más o menos a altura media.
Para el glaseado lavaran de nuevo el limón en agua caliente y secaran.
Rayamos igualmente la piel y les dejamos exprimir los limones.
En un cuenco mezclarán con el azúcar, hasta obtener una pasta.
Una vez cocido el bizcocho lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde y lo sacamos a enfriar a la rejilla. Una vez frío, vertemos parte del glaseado en un plato y rebozamos la parte de arriba en el glaseado.



A continuacion vertemos el resto del glaseado de tal modo que escurra un poco por los lados y...¡a merendar!