23 enero 2014

Probando preparado para hacer pan


Aunque en Alemania, el país de pan, estos preparados los había por todas partes y de todos tipos y tamaños, ha tenido que ser en España cuando me he decidido a probarlo.
En muchos herbolarios y tiendas naturistas venden, sobretodo orientados a celíacos y veganos, pero yo lo compré en Aldi, compra impulsiva que se llama, y es que lo que tenemos las "casi" marujas de taitantos es que de nuestras compras compulsivas ya solo una de cada 5 veces son zapatos o cremas.




Bueno, como he dicho, lo compré yo, o sea, que no fue el Sr. Aldi el que vino y me dijo Vanesa, pruebas esto?.No, yo lo elegí, lo pagué, me lo llevé a casa, lo amasé, lo hornee y aunque no entero, lo comí.
La prueba la hice a mano primero, porque no tenía mi KA, para lo que usé medio paquete, y con la KA el otro medio que tenía guardado.
Amasando a mano, si se hace bien, a conciencia, queda muy bien, no es necesario tener amasadora, pero claro, con la amasadora queda mejor.
En ambos casos tuve que añadir un poco más de harina, así que os recomiendo quedaros cortos con el agua e ir añadiendo más según necesidades y dejarlo levar bien, sin miedo, un buen rato, porque así quedará más tierno.



Ventajas:
- Es cómodo, sólo se añade agua.
- Da un par de hogazas de buen tamaño.
- Al venir mezclado no hay posibilidades de error con las cantidades de harina ni levadura, ni con la proporción de centeno vs. Trigo... Que todos sabémos es lo más complicado al hacer pan.
- Da un pan blando, como las hogazas precortadas de los supermercados, y dura varios días.
-Permite empezar a familiarizarse con el proceso de hacer pan: textura de amasado, crecimiento, tiempo de horneado, sabor...


Inconvenientes:
- Vale más caro que hacer nuestra propia mezcla.
- La mezcla es la que es, y como todo lo preparado, no permite modificarse al gusto.
- A primera vista puede crear dudas sobre el tiempo de horneado pues el color del centeno apenas varía.
- El pan no queda muy bonito ni apetecible.
- Ojo!No es pan de molde, es más tierno que el diario pero sigue siendo pan pan, aunque dure más.
- Me hubiera gustado más que incluyera una harina con más semillas pero la mezcla es la que es.



En definitiva, me ha gustado la prueba y aunque no lo haría a diario, creo que es una alternativa genial para hacer los fines de semana. A Amanda le encanta jugar con la masa de pan, más diría yo que la plastilina, porque al ser elástica le resulta más divertida, y que los niños vean el proceso que se sigue para la obtención del pan siempre es interesante ¡todavía recuerdo cuando mi abuela llevaba a hornear junto con su empanada nuestros pequeños (y a veces ennegrecidos ya de tanto mareo) panecillos!

He visto que el Lidl hay de estos preparados también y tienen mucha variedad así que creo que la semana que viene me animare a comprobar.

¿Lo habéis probado alguna o alguno?¿Qué os parece?