20 septiembre 2014

¿Porqué comer algas?




Bueno, las algas no dejan de ser las plantas del mar, y si es bueno comer plantas pues algas también, de hecho las algas tienen entre 10 y 20 veces más minerales que las plantas terrestres y son especialmente ricas en yodo, mineral indispensable asociado casi exclusivamente a productos marinos.
Además, las algas, muy habituales en la dieta japonesa, no sólo mejoran la salud sino que se asocian a vidas más longevas, como las de los habitantes de ese país. 

Como verduras marinas que son, hay una gran variedad de algas, algunas un poco más conocidas que otras pero que cada vez podemos encontrar más en supermercados.
Yo no he probado todas ni mucho menos, aunque conozco varias y  se que hay otras algas que se engloban en la categoría llamada "superalimentos" por su propiedades para limpiar el organismo de radiaciones y toxinas...pero de esas hablaremos en otra ocasión. Hoy quiero hablar de las algas orientales: 

Agar-agar, un alga oriental con el que estamos familiarizados, bien porque es una gelatina natural, bien porque es habitual en las ensaladas "chinas" de los restaurantes que dicen cocinan esta gastronomía y que tanto abundan. Es blanca aunque se obtiene de alga roja, y continene yodo, oligoelementos y almidón, presentando propiedades depurativas principalmente. 
Se vende seca en tiras y debe hidratarse en agua antes de su consumo. 

Wakame es un alga japonesa, de aspecto parecido a la espinaca (aunque más oscura), textura suave y sabor más suave de lo esperado. Suele consumirse cocinada, por ejemplo en sopa de miso, o bien cruda (tras hidratarse unos 30-45 minutos) en ensalada, que es mi forma favorita de tomarla. Otro uso menos habitual en seco es molida como aderezo. 
Entre sus componentes destaca el calcio, potasio y vitaminas C y B. 



Nori son las algas en las que se presentan los típicos makis (rollos de sushi con arroz). De procedencia Japonesa o Coreana, suelen venir de cultivo y tienen alto contenido en en proteinas y vitaminas A, B y C. Contribuye a eliminar los ácidos grasos y el colesterol. 

Arame es un alga que se presenta en "fideos" casi negros.
Su sabor tiende a suave y dulce, y se consume hervida en ensalada, sopas y caldos. Tiene un alto contenido en calcio, yodo y potasio.

Hijiki, también de color negro, es similar a Arame pero con filamentos más gruesos, que además aumentan casi 5 veces su volumen cuando se ponen en remojo. Es una de mis preferidas por su alto contenido en proteinas, minerales, potasio y calcio, y se utiliza principalmente en ensaladas o verduras, pastas y cereales. Además de sus nutrientes, es  considerada el alga de la belleza pues tradicionalmente se le atribuia la capacidad de enbellecer, dando brillo y elasticidad al cabello. 


Si aun no habéis probado las algas, os animo a ello.