16 septiembre 2014

Kitchenaid vs. Kenwood


Vuelvo a mi modo maruja para hablaros de esta comparación que muchas veces es inevitable cuando nos vamos a comprar una batidora de brazo.
En mi caso ya sabéis cual fue mi decisión final, la kitchenaid, pero, ¿porqué?....os cuento...(y no, este post no está patrocinado aunque Sr. Kitchenaid si quieren patrocinarlo yo encantada).


Cuando me enfrenté a esta compra, mi primera duda fue si no merecería más la pena la famosa Thermomix. Nunca he querido tenerla, no obstante, como con el tiempo uno empieza a aprender a valorar las necesidades de otra forma, tuve mis dudas al respecto.
Tengo que decir que "la gente Thermomix" no suele hablar mal de ella nunca, a todos les parece una compra muy buena aunque algunos la usen y otros no (y ese sea su único pero), por lo que al final contrastar opiniones es complicado, así que me decidí a preguntar en varias tiendas especializadas en repostería creativa. En ellas me dijeron, conocedoras de ambas máquinas, que el resultado no tiene nada que ver entre una y otra, pues la batidoras de mesa trabajan mucho mejor las masas y cremas; se nota muchísimo en las masas y cremas aireadas por la textura final y el tiempo de montado. Para ellas la Thermomix tiene muchos usos pero los que yo quiero darle no son ninguno  de ellos, al menos si es el objetivo con el que se compra.  Mejor porque no era lo que tenía en mente a pesar de que el hecho de poder cocinar los alimentos a un temperatura concreta es algo muy, muy interesante. 


Una vez descartada la Thermomix empezaba la duda entre Kitchenaid y Kenwood; no barajé ninguna más porque quería buenas batidoras que también sirvieran para masas levadas, más duras y secas que cualquier masa aireada o engrasada y tengo mis dudas de que otras puedan aguantarlo con cierta regularidad. No soy profesional ni aspiro a ello, pero me gusta hacer pizza con masa casera, pan de semillas y todo tipo de repostería y si no puede hacer todo la máquina que compre, no me sirve y como no quiero que "el dinero del pobre vaya dos veces a la tienda", frase de mi madre que ya se usa mucho en esta casa, pues fui a lo seguro.
La reputación de ambas es muy buena en este aspecto:
- Kitchenaid es una marca de electrodomésticos americanos fabricados en USA de principios del siglo XX, filial de Horbart Manufacturing, una compañía especializada en electrodomésticos industriales.
Tienen cuatro modelos de batidoras de mesa; la classic (con bol sin asa y menos accesorios, tiene 225w), la artisan (bol con asa, tapa antisalpicaduras, accesorios multiuso y 325w), la comercial y profesional.
Los watios pueden parecer más que insuficientes, pero no es así porque se basa en un sistema de engranajes planetarios que van multiplicado la potencia, es decir, describe movimientos elípticos, que la hacen ser excelente con esa potencia.
- Kenwood es una marca alemana, pero que se fabrica en China, primer pero. Tienen excelentes productos, y de hecho estas máquinas leí que se usaban en Le Cordon Bleu pero que las tuvieron que cambiar por la otras. Más barata y accesorios más baratos.


                          


Accesorios Kitchenaid: el modelo artisan incluye baso batidor de acero inoxidable con asa, gancho amasador, batidor plano y batidor globo, además de tapa antisalpicaduras.
Aparte de pueden adquirir mutiples accesorios pero el precio es a veces algo desorbitado. Tengo en mente accesorio de pasta y quizá bol-heladera.


Al final primó la calidad contrastada y, porque negarlo, el fetichismo culinario que supone tener la kitchen aid, aunque sea un poco más cara.

Han pasado ya 8 meses desde que estamos juntas, y aún BB de vez en cuando me dice "Mamá, a que te trajeron los reyes esta batidora que te pediste que es la más bonita que has vsito nunca?" y yo me parto. Le encanta usarla, como a mí.
La nata y las claras, bien frías, se montan en nada, hay que tener cuidado de que no se pase de hecho.
Las masas de galletas y magdalenas, con la pala, se hacen fenomenal, y el motor no se recalienta ni se nota que pierda potencia.
Con le gancho amasador hacemos masas de pizza y pan, y cumple a la perfección. Incluso lo dejo levar en el bol tapado, sin problemas.
La evaluación de los accesorios es excelente, el bol que viene tiene asa y si, es mucho mejor que tenga, se notaría muchísimo la diferencia con respecto al que no tiene ya que para enganchar y desenganchar es muy práctica el asa y hacerlo sin ella se complica.
La tapa para que no salpique, ideal si trabajamos con azúcar glass, y un accesorio útil con niños. Se puede sustituir por el clásico trapito tapando la batidora, pero si viene con él lo usaréis.

En general es fácil de limpiar y cómoda, y lo que más me gusta es que en menos de 15 minutos tienes hecha una masa de muffins o un bizcocho y sólo has manchado un bol, por lo que no da ninguna pereza hacer masas de pizza o incluso pan.
¿Merece la pena la inversión? Para mi sí porque aquí entra poco bollo industrial...pero reconozco que la inversión es muy alta para un uso algo limitado aunque se sabe que es un producto para siempre.
Estos reyes espero poder ampliar la famila con algún accesorio.

¿Vosotros la teneis?
*Este post no está patrocinado.