27 marzo 2013

20 Tips para ahorrar tiempo y dinero en casa


Desde que soy madre valoro mucho más el tiempo, sobretodo el tiempo que me falta y antes me sobraba, el tiempo para mi misma y mis hobbies así que tengo algunos truquillos que a mí me funcionan o han funcionado para ahorrar tiempo, dinero o ambos:

En la cocina: 

1.- Cocinad pasta para varios días: Coced la pasta como acostumbréis, dejándola al dente (no pasada). Una vez escurrida y fría, guardadla sin salsa ni nada en un recipiente con tapa en el frigorifico. Os aguantarás 4 o 5 días, y sólo tendréis que calentar en el microondas, añadir la salsa y servir.

2.- Haced diferentes salsas de pasta para varias semanas: Cocinad la salsa boloñesa o carbonara o pesto o... como acostumbréis, pero haced para varios días y congelad en recipientes de tal forma que saquéis lo que usaréis en una comida. Con esto almacenado en el congelador y la pasta en la nevera, tenéis dos o tres comidas hechas en lo que hacéis una.

3.- Almacenar herméticamente: Si hacéis puré para los peques, haced un bol enorme, congelad una parte y el resto metedlo en tarros de una o dos raciones cerrados al vacío. Es la forma más cómoda de tener siempre comida lista y no tener que descongelar. Además, al no necesitar frío, no ocupamos todo el congelador.
Esto mismo puede hacerse con el caldo para sopa, el tomate frito natural, el pisto o casi cualquier guiso que os guste. Existen máquinas que cierran al vacío, pero lo mejor, más económico, es usar el método de cerrar conservas al baño maría de toda la vida.
Para hacer esto, debemos contar con tarros limpios, incluso esterilizados, y que nos aseguren un cierre perfecto y hermético ( no deben tener defectos ni las bocas ni las tapas).
Se llena el frasco con cuidado, sin manchar la boca, y dejando unos 2 - 1,5 cms hasta el borde, para asegurarnos que no se saldrá si el interior aumenta de volumen con el calor.
Se coloca la tapa en cada bote. En una olla normal se coloca un paño de cocina en el fondo (para que que el cristal no toque el recipiente) , se introducen los tarros con la tapa hacia arriba (o sea en posición normal) y se cubren de agua, poniédolos a cocer una hora y media o incluso más si los tarros son grandes.
En este blog viene un paso a paso bastante claro.
En olla a presión no habría que cubrirlo entero y bastaría con 20 minutos.
Una vez frío, para comprobar que está al vació, tocamos la tapa; si cede no estará bien cerrado, seguramente por falta de limpieza de la boca o fallo de la tapa.

Reutilizar los tarros: sea de lo que sea, guardad siempre los tarros con buen cierre ( los de los potitos comprados no suelen ser adecuados por ejemplo)para almacenar vuestras propias conservas. Si algunos tiene un olor muy fuerte, como suele ocurrir con los de pepinillos o chucrut, podéis eliminarlo llenádolos de sal gorda y manteniendolos tapados. De vez en cuando podéis vaciarlo, lavarlo y si sigue oliendo, echarle de nuevo la sal (puede ser la misma). Con bicarbonato también funciona si el olor no es muy fuerte.

Antes de tirar algún recipiente, piensa si puedes darle otro uso; botes de cacao para guardar el detergente, botellas de refresco que nos sirven de embudos, latas se reutilizan como botes de lápices...

5.- No tiréis nada; si tenéis fruta que se va a echar a perder, aprovechad para hacer confitura o mermelada, como la que hizo Irene en su blog. Si son verduras, hacedlas a la plancha o al horno y congeladlas en bolsas, de tal forma que tendréis parrillada de verduras como la que venden congelada pero más sana y natural.
Si tenéis mantequilla que se os va a poner rancia, o habéis comprado los típicos 3x2, congeladla en su propio envase y os durará meses. Al sacarla será igual que si nunca se hubiera congelado.

6.- Si compráis perejil, jemjibre, cilandro, menta....frescas, podéis congelar parte en bolsas de congelación para tener siempre frescas y dejar secar otra parte para usar como especias. Os dejo esos enlaces de dos sitios que lo explican bastante bien.

7.- Poner el horno para varias cosas: Si ponéis el horno, dado que es de los aparatos que más gastan de la casa, aprovechad para cocinar varias cosas, por ejemplo, podéis hacer un asado y luego hornear pan y unas galletas.

8.- Congelar, congelar, congelar: Podéis hacer croquetas caseras, rebozarlas y congelarlas. Luego se cocinan sin descongelar como las compradas,  pero mucho más ricas. Igual con filetes empanados; podéis empanar para varios días y los que no uséis almacenadlos en el congelador estirados individualmente sobre papel de horno y envueltos con film transparente.

9.- Cortar cebolla una vez: Al comprar cebollas pico todas en dados y congelo en bolsas de congelar. Si hago cebolla caramelizada, siempre hago para guardar una parte en un tarro para la siguiente vez que necesite, así sólo lloro una vez.

En casa: 

10.- Poned una lavadora única con todos los paños y trapos de la casa; acostumbro a poner una lavadora a la semana, después de hacer los baños, con todos los trapos y paños de cocina, de limpiar polvo, cristales, la mopa...y le añado un chorro de vinagre para que se limpien bien.

11.- Pulverizar: usad pulverizador en todos los productos de limpieza, así aprovecháis más el producto. Evitad comprar aerosoles, que además no son recargables.

12.- Poned regletas con interruptor en las zonas de varios enchufes como la de TV, DVD...de tal forma que no mantengáis los aparatos stand by cuando no los uséis
. Haced lo mismo con el Wifi cuando no lo uséis. Esto no solo supone ahorro y ecología sino que también resulta beneficioso para la salud, pues estar constantemente expuesto a aparatos electrónicos no es muy saludable.

13.- El vinagre de limpiar, el limón y el bicarbonato son buenas opciones que pueden sustituir de manera ecológica y eficiente casi cualquier producto de limpieza. Además nos ahorrarán respirar productos químicos.

14.- Sustituir los ambientadores convencionales por aceites de esencias naturales (que se compran en herbolarios o tiendas eco) disueltos en agua.

15.- Cuando vayáis a poner el lavavajillas a media carga, aprovechad para meter esas figuritas del salón que están llenas de polvo o los filtros de la campana extractora. También podéis meter los estropajos de lavar a mano e incluso la típica bayeta de limpiar la cocina.


16.- No compréis productos para limpiar el microondas; vasta con poner agua y zumo de limón en un recipiente para microondas y meterlo durante un minuto. El zumo de limón, como el vinagre, son quitagrasas naturales y muy eficientes. Después podréis limpiar el interior muy fácilmente.
Esto también puede usarse con la campana extractora; antes de limpiar los filtros a mano o en el lavavajillas, podéis poner abundante agua con limones troceados a cocer, de tal forma que los vapores del agua y el limón disolverán la grasa y facilitarán el trabajo posterior.

Con los niños: 


17.- Para limpiar los juguetes lo mejor es poner un lavavajillas en programa corto con todos los que quepan; los "lego" se pueden lavar dentro de un colador grande, las cosas de la cocinita arriba y las de ir al parque abajo. Las piezas más pequeñas pueden ir en el cesto de los cubiertos.

18.- Haced vuestros propios productos caseros para niños, como pastilina, pintura de dedos, sandmoon...No sólo ahorrareis sino que pasaréis un buen rato haciéndolos con vuestros hijos y jugaran con productos más naturales.

19.- Reducir el uso de toallitas en el cambio de pañal, toallitas de cara y manos...; cuando podáis usad esponja, agua y jabón. Lavad las manos y la cara con agua, y enseñadles a usar jabón de pastilla para lavarse las manos.
Siempre que podáis usad pañales reutilizables y lavables.


20.- Y por supuesto dar lactancia materna exclusiva y prolongada. Almacenad leche para cuando no estéis. Recordad que la OMS recomienda un mínimo de 2 años (o hasta que madre e hijo decidan).
Ahorráis tiempo de lavar, preparar y cargar con biberones, ahorráis dinero de comprar la leche y el kit de biberones, esterilización... y podéis dar de mamar tumbadas, sentadas, de pié, paseando, leyendo, durmiendo, viendo la tv, tomando café; en el parque, en el centro comercial, en un restaurante, en la piscina...

Y vosotr@s como ahorraís? Me encantaría que comentarais algún truco propio que os resulta imprescindible.