25 marzo 2013

Aventuras en la Cocina: Haciendo Torrijas

No hay nada que me guste más de la semana santa que hacer torrijas, bueno, más que hacerlas comerlas...pero con esto de la independencia, es difícil que haya lo uno sin lo otro así que el otro día mi florecilla y yo nos pusimos a ello.
¿Que ingredientes usamos? 
- Pan para hacer torrijas (suele ser más apelmazado que el normal)
- Leche entera (un litro escaso)
- Azúcar, miel, canela en rama y en polvo
- Cáscara de naranja y limón
- 4 huevos enteros batidos
- Aceite. Yo uso de maiz especial para freir, pero normalmente se usa de oliva. 


Ponemos a cocer a fuego lento  3/4 de litro de la leche con dos o tres cucharadas de azúcar, las cáscaras y canela en rama.
Una vez ha hervido, retiramos la mitad, que mezclaremos con el 1/4 que nos ha quedado y nos servirá de mojar el pan.
El resto lo mantenemos a fuego lento, y le añadimos dos o tres cucharadas de miel, que nos servirá de almibar para que no se sequen al guardarlas.

Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén grande y mientras batimos los huevos y cortamos el pan el rebanadas de aproximadamente un dedo y medio.
Preparamos un plato con papel absorbente de cocina, el recipiente donde las pondremos definitivamente (yo uso un tupper ware grande con tapa), canela y polvo y azucar ( el azúcar se añade en la cantidad que a cada uno le guste).
Una vez está el aceite caliente, mojamos el pan el leche, luego en huevo y a la sarten hasta que están dorados. Retiramos primero al plato con el papel para que absorba el exceso de aceite, y luego al recipiente definitivo donde espolvorearemos al gusto con canela y azúcar cada rebanada.
Yo os recomiendo que este último paso, el de espolvorear, lo dejéis a los niños, y si son mayores incluso pueden hacer en de mojar en leche y huevo. Como a mi hija le encanta lo de echar azúcar, lo que he hecho la última vez es darle un recipiente tipo "salero"para que eche muy poca en mucho tiempo y pueda controlarla a la vez que ando echando y sacando las torrijas.

Una vez están todas hechas, le añado por encima el almíbar de leche que las mantendrá jugosas una vez frías y listo.
Este almíbar se puede hacer con agua, pero a mi me gusta más con leche, me empalaga menos porque hay que echar menos azúcar y miel que al agua.
Buen provecho!!!!!