12 junio 2016

Regalos especiales para profes especiales




Es época de regalos y también de quejarse de los regalos para profesores, pues es un tema que se ve desde tantas perspectivas diferentes como diferentes somos las familias.
Están los que todo les parece poco, los que lo hacen por cumplir, los que creen que sólo hacen su trabajo y los que apuestan por un detalle original y personal. Yo me incluyo entre los últimos.

Efectivamente los profesores, educadores y acompañantes sólo hacen su trabajo, pero hay muchas formas de hacer su trabajo y tratar a los niños, y yo creo que el trabajo de profesor tiene que ser bonito y gratificante (si se tiene vocación) pero también difícil.
A todos, cuando ponemos corazón en nuestro trabajo,  nos gusta que nos motiven, que valoren ese toque especial que le damos a nuestro trabajo y que nos den una palmadita en la espalda que nos impulse a seguir y este puede ser el momento de hacerlo. 

Hay muchas cosas y formas de regalar, pero yo os quiero hablar de 5 que me parecen especiales, con su correspondiente versión DIY, porque no hace falta gastarse una fortuna si hacemos las cosas de corazón:

Desayuno o almuerzo.

Este año Amanda termina infantil y en primaria tendrá otros profesores así que a la clase nos pareció buena idea, aparte del regalo de la tutora,  tener un detalle con todos los profesores que han tenido (música, inglés, bilingüe, psicomotricidad, natación..) y que suman 11 y entre varias ideas surgió mandarles un desayuno al colegio. Aunque lo hacen muchas empresas nosotros elegimos el catering de Viena Capellanes (que no me da comisión) y encargamos un desayuno con frutas y bollitos (además incluía café, leche y agua, azúcar, vasos...) y les ha gustado mucho. 

La verdad es que tenía un aspecto delicioso y nos permitió poner una nota de agradecimiento.


  • La versión DIY es muy sencilla; preparar cada uno una cosa (magdalenas, galletas, sandwiches...), un termo con leche con café, unos vasitos y una tarjeta de agradecimiento.

Cuento personalizado.

Cada vez están más de moda los cuentos con fotos de nuestros niños o nosotros mismos, y hay uno que se llama Mi profe mola un montón ( o algo así) que es bastante gracioso, aunque un poco pequeño para mi gusto y no demasiado barato, pero se hace de forma rápida y sencilla y no se necesitan fotos demasiado especiales para él.



Regalos personales

  • La versión DIY me gusta un poco más porque cada familia puede hacer una página del libro y unir todas para un álbum o libro fotográfico, de tal forma que esa página cada uno cree lo que quiera y le diga a la o el profesor lo que más le apetezca.  

Cesta de frutas o productos ecológicos.

No me gustan demasiado los regalos no perecederos salvo que sean cosas que me lleguen al corazón o que me sean útiles, y tampoco soy muy de hacer esos regalos, por eso me gusta mucha apostar por detalles que se disfrutan, se gastan y nos dejan un bonito recuerdo pero en el corazón, no en la estantería (o el trastero).


Las cestas de frutas o de productos ecológicos o incluso gourmets me parecen una opción genial para tener un detalle que a su vez el profe pueda disfrutar con sus seres queridos.
Hay muchas empresas que mandan estas cestas regalo con los productos que queramos, algo parecido al desayuno pero para llevar a casa.




  • La versión DIY incluye comprar todos aquellos productos que nos apetezca meter, colocarlo en una cesta bonita o caja regalo y hacer nosotros la entrega. Sería bonito que cada niño eligiera un producto y poner el nombre de cada niño en ese producto. 


Taza de café.

La taza de café con el nombre lo hacen cada vez en más sitios, incluyendo frases tipo "la/el mejor profe que hay", o incluso con la foto. Es algo original y práctico, que todos usamos, pero a la vez u recuerdo bonito.


  • Pero el otro día me comentaron una versión DIY con el nombre escrito por cada niño, que me parece mucho más bonito aunque también más complicado de hacer. Lo ideal es que los niños firmen en algún folio y que nos lo hagan en algún sitio, para asegurar el espacio. 

Flores.

Cuando nos despedimos de la profe de 3º de infantil le regalamos flores pero de una forma un poco especial; cada niño fue entrando en clase con una flor que compramos cada uno y una tarjeta hecha por cada uno de nosotros, así que tuvo 18 flores distintas con 18 tarjetas también diferentes, porque cada uno de los niños y sus familias somos distintos. 
Unos compraron rosas, otros calas, unos de papel, otros de plásticos...y la verdad es que fue precioso ver como entraban cada niño de uno en uno con su flor y su tarjeta. 
Fue un momento muy bonito y emotivo y a muchos, incluida la profe, se nos escapó alguna lagrimilla. 



Otras ideas...

Una pulsera personalizada. Las hay con los nombres de los niños pero me gustan más las de "mejor profe" porque las veo más ponibles.

Estrellas de Caramelo

También hay packs de material de oficina especiales para profes, o se puede buscar una bonita agenda y una pluma (personalmente me encanta escribir con pluma) y un buen libro siempre es buena idea.
 Y luego están los clásicos bombones, pastas, galletas...

Mr. Wonderful.


Al final intentamos regalar un poco en base a lo que somos cada uno, pero no olvidemos la esencia, que es un detalle de agradecimiento, y tampoco caigamos en el exceso.

Y vosotros, ¿qué regaláis?¿alguna idea para años sucesivos?


*Imágenes sin nombre tomadas de pixbay o de la web de los productos.