03 junio 2016

Los alimentos inflamatorios



La dieta antiinflamatoria no es de las más conocidas, quizá por no aportar los efectos inmediatos de otras dietas como la Atkins o la Dukan a nivel físico, pero sin embargo creo que es una de las dietas, o quizá sería más apropiado hábito alimentario,  con más sentido común y más beneficiosas para nuestro cuerpo, por dentro y por fuera.

Hay gente que la llama la dieta anti-agying por excelencia, ya que ayuda a reducir y combatir la producción de radicales libres. Los radicales libres son excedentes que se producen en la digestión de los alimentos y que causan que los tejidos de nuestro cuerpo envejezcan y se inflamen.
Ya hace muchos años se demostró en pruebas con ratones que ingerir menos alimentos, los justos, alargaba la vida notablemente pues se producen menos digestiones, lo que equivale en menor oxidaciones celulares y menor envejecimiento celular.




Pero, ¿a qué tipo de inflamación se refiere esta forma de alimentación?
Casi cualquier enfermedad está acompañada de algún tipo de enrojecimiento e inflamación de tejido donde se produce, y ya desde Hipocrates había corrientes de pensamiento que decían que existen alimentos capaces de sanar y otros que nos hacen enfermar, de ahí la frase a él atribuida " qué tu medicina sea tu alimento y tu alimento tu medicina".
Hemos tendido a creer eso de "hay que comer de todo" pero realmente no es una afirmación del todo cierta pues, aunque necesitamos todo tipo de nutrientes será preferible que procedan de unos alimentos y no de otros.






De todo esto, a muy grandes rasgos, nace la Dieta antiinflamatoria y los IF ratings, que clasifican a los alimentos según su capacidad inflamatoria y antiinflamatoria.
A priori podemos deducir donde estarán frutas y verduras y donde estarán grasas saturadas y azúcares, pero esta clasificación puede sorprendernos.
Aquí tenéis los IF Ratings que se leen de este modo:

  • 200 o más son fuertemente antiinflamatorios,
  • 101 a 200 moderadamente antiinflamatorios.
  • 0 a 100 ligeramente antiinflamatorios.
  • -1 a -100 ligeramente inflamatorios.
  • -101 a -200 moderadamente inflamatorios.
  • -200 o más bajo fuertemente inflamatorios.
¿Os llama algo la atención?
A mí en su día me la llamó que, por ejemplo, el Chile (picante) seco tiene un IF rating mayor de 1000 y el Chile picante raw de más de 1500, algo que se relaciona directamente con las tasas de cáncer en países dónde el consumo de Chile es muy alto, de lo que hablábamos en esta entrada.
El caviar tendría un IF de más de 2000, mientras que las carnes pasarían de -200. 

Ajo. Imagen de pixbay. 
Lógicamente los helados serían de los alimentos más inflamatorios, por su contenido en grasas y azúcares, y los vegetales serían antiinflamatorios, aunque los serían más las especias como cúrcuma y ajo, lo que hace fundamental consumir alimentos muy especiados (que no salados) y aderezados, alimentos a los que incorporemos mucho color, sabor y aroma natural aportado por aromáticas, especias...



Como no podemos conocer de memoria estos datos es importante aprender algunos "trucos" sencillos y lógicos si queremos apostar por un consumo prioritario de alimentos antiinflamatorios.
Si nos paramos a pensar, la mayoría no hacemos más de 10-15 menús distintos y combinaciones de estos con regularidad, por lo que podemos revisar los alimentos de estos menús y modificar, sustituir o variar sus ingredientes en el momento de hacer la compra.
Además podemos aprender a leer etiquetas, algo de lo que ya hablamos en la entrada sobre la despensa y que profundizan más en nutrition data, que, aunque en inglés, puede traducirse fácilmente.


Aquí os dejo algunas recetas antiinflamatorias por si queréis hacer un hueco a este tipo de alimentación en vuestras vidas.



Bibliografía: