05 abril 2016

Viajando con niños: Vacaciones en Marina D'or























El año pasado, por circunstancias "ajenas a mi voluntad" las vacaciones de verano fueron en un lugar de esos que, a priori, nunca elegiría, Marina D'or (Ciudad de Vacaciones), en Oropesa del Mar (Castellón).


No tengo nada en contra de este tipo de sitios, pero que para mis vacaciones intento huir de las masificaciones, de los lugares sin historia o sin tradición y de vacaciones donde exclusivamente se disfrute de playa, porque no soy muy playera aunque como, a esta familia si le gusta, intentamos agradar a todos.

Marina D'or es como una mega urbanización llena de pisos nuevos, algún hotel, playa, parques, zonas verdes... Es como si el Sanchinarro de hace 10 o 12 años tuviera una playa cercana.
Efectivamente Sanchinarro es una urbanización estupenda, con casa nuevas de todos los tamaños y amplias calles, pero hace 10 años no había mucho más que eso y no es que se pudiera visitar mucho.



La playa de Marina D`Or dicen que es artificial, y en efecto no parece muy natural pues gran parte es de piedras o arena gruesa, no siendo la franja de playa muy ancha, aunque tiene a continuación unas grandes explanadas de césped natural que lo hace ideal para practicar deportes o jugar. Paralelo a lo que sería el paseo marítimo hay multitud de zonas verdes y parques, lo que hace el paseo más agradable.

En cuanto al mar propiamente dicho, no está demasiado frío y las olas no son muy grandes pero cuando nosotros estuvimos había muchísimas algas en la orilla que no hacían el baño agradable.
Además, aunque era agosto, una tarde pusieron bandera roja y generalmente, debido al viento, no dejaban bañarse con colchonetas u otras cosas hinchables, eso si, desconozco si fue puntual o es algo que ocurre a menudo.

Nosotros nos alojamos en un pequeño apartamento de dos dormitorios bastante nuevo y cómodo, con garaje y amplia terraza. La urbanización donde estaba el bloque tenía piscina y parque infantil, y estaba muy cerca de la playa, aunque un poco lejos de la zona comercial y de ocio.
Se puede comprar en Mercadona o en alguna de las pequeñas tiendas que hay salpicadas por los bajos de los bloques pero la zona central está sobretodo llena de tiendas de la propia urbanizadora que quiere que te alojes allí, comas en sus restaurantes, compres en sus tiendas y vayas a sus parques y espectáculos.
Por la noche suele haber fuegos artificiales, carrozas y todo tipo de espectáculos pero si estás un poco alejado tienes un paseito.

Uno de los días fuimos al parque acuático, donde lo pasamos bien pero el precio es excesivo para el tamaño del parque y los precios del interior son igualmente abusivos, pero vamos, eso ocurre en cualquier parque temático, acuático, de atracciones...



Como veréis, nuestra opinión en general no es muy buena, porque no es el tipo de turismo que nos gusta pero si tiene cosas positivas como que está muy bien de precio, es cómodo y puede permitir viajes en común de varias familias sin gastarse demasiado.

Desde allí se puede visitar, a una hora de distancia (merece la pena volver por el peaje) Peñíscola, que es un lugar precioso al que merece la pena ir.


¿Tienes pensado veranear allí? ¡Pregunta tus dudas!


*Las fotos han sido tomadas de la página de Marina D`Or y de la de Turismo de la Comunidad Valenciana.