05 septiembre 2015

Mi preparación al parto en Clínica Nortia... ahora sí.


Pensaba dejar esta entrada para después del parto pero me ha gustado tanto que quiero contarlo ya para que no se me pase nada. ¡A la tercera va la vencida!


Después de publicar la entrada sobre la preparación que estaba haciendo me contactó Marta, una de las propietarias de la Clínica Nortia, en Fuenlabrada, para ofrecerme su preparación al parto. Ya conocía a Marta del taller de suelo pélvico del que os hablé en esta entrada,  y aunque sabía que me gustaría no imaginaba que saldría tan contenta y tan segura.



Marta es fisioterapeuta y está especializada en obstetricia, aquí podéis ver todo lo que abarca su formación y que la lleva a tener amplios conocimientos del tema y a hablarnos de la evolución en la reproducción, de la fisiología del cuerpo humano y de nuestra capacidad para parir con rigor y claridad.
Su preparación al parto es una preparación al parto fisiológico, y su objetivo a grandes rasgos es dar seguridad para el parto y facilitar las herramientas adecuadas para que dicho parto transcurra como los futuros padres deseen* y hayan planeado. Se apuesta por un parto lo más natural posible, dejando que la madre sea la que se deje llevar por las sensaciones y necesidades de cada momento, y que sea el padre el que vaya atendiendo sus necesidades, velando por que se cumplan sus deseos e informando al personal sanitario de cuanto necesiten, de tan forma que la madre pueda continuar "metida" y concentrada en el parto. 
Esto no significa que si una pareja opta por la epidural, no le sirva esta preparación al parto ya que hablamos de ambas posibilidades porque llegado el momento uno tampoco sabe si sus propios deseos u otras circunstancias (como una inducción, una parto muy muy largo...) pueden llevar a elegir esta opción. 

El curso en si es un intensivo que se divide, normalmente, en tres sesiones, dos preparto y una post parto.
Habitualmente hace las clases individuales ( para parejas), lo que acerca la información, da pié a preguntar y preguntar y permite adaptarse un poco a las condiciones y necesidades de la pareja.
La parte teórica, a pesar de ser larga, de hizo muy amena porque ¿os podéis creer que me dijo muchas cosas que en las otras preparaciones ni mencionaron? Me gustó especialmente como me explicó y mostró el funcionamiento de la pelvis durante el embarazo y también durante el parto, así como las técnicas para que esta se mueva favoreciendo bien la dilatación o bien el expulsivo. 

Además me recordó cosas que sabía pero que no relacionaba con el parto, enfocando todo ello  a reforzar la confianza en nuestra capacidad para parir y a eliminar o reducir el miedo al dolor y al parto que a todas en algún momento nos aborda.



Después de toda esta parte teórica llega la "practica " en la que durante casi dos horas estuvimos practicado. Primero posturas de dilatación, dónde como con todo, los ideal es practicar y que ella enseñe a la persona que acompañará a la mamá en el parto, como puede ayudarla en cada postura, bien mediante masajes, estiramientos... de tal forma que por una parte al hacerlo ella la madre nota la intensidad con la que debe dirigir a su pareja, y por otra la pareja ve como lo hace, lo repite a  continuación y puede ser corregido o ayudado para que también adquiera esa confianza necesaria en ese momento y sepa que no va a ser un mero espectador. 


Me ha gustado especialmente su idea de hacernos fotos con estas posturas para podamos recordarlas llegado el momento, y nos hemos sentido tan cómodos que en ningún momento hemos pensado en lo cómicas que son algunas fotos sino que nos hemos dejado llevar por el momento. 

Después practicamos los diferentes tipos de pujos, de igual manera que las posturas de dilatación, y reforzamos el tema de las respiraciones, tanto las adecuadas para dilatación y expulsivo como aquella en la que debemos controlar las ganas de empujar si aun no es el momento. 

Salí agotada, segura de mi misma y feliz de saber mucho más y poder enfrentarme al parto de una manera tan diferente al primero, con tantas herramientas y tanta confianza. 


Otra de las cosas que incluye, si la pareja lo desea, es el enseñar como se hace un masaje perineal de forma práctica y la valoración del estado actual del suelo pélvico, algo que también los hace fuera de esta preparación en otras sesiones especiales.
Cada vez somos más conocedoras de nuestro cuerpo y somos más conscientes de la necesidad de mantener nuestro suelo pélvico fuerte y "en su sitio", tanto antes del parto como después, por es ose importante conocer su estado y poder remediarlo de forma eficaz. Pero además, nos muestra como reforzarlo para el parto y cuidarlo durante este. 

Por último por supuesto hablar de la lactancia materna de forma teórica y practicando posturas que nos ayuden a dar de mamar, manteniendo además buenas posturas para nuestra espalda que recordemos es una gran castigada durante el embarazo.

Como ya os he dicho, hemos salido muy contentos porque creo esta si es una preparación al parto de verdad así que si buscáis una preparación al parto en Madrid os recomiendo contactar con la clínica y que ellas os expliquen en que consiste, porque desde luego no os defraudará.
También os informarán del precio sin compromiso aunque tienen concierto con algunos seguros privados, así que no dudéis en contactar.

Aparte de esto, podéis acudir a sus talleres de primeros auxilios, porteo, suelo pélvico...
o gimnasia hipopresiva. Yo a este último me apunto seguro después del parto.





*Hablamos siempre a lo largo de la entrada de un parto normal a término sin complicaciones que impidan un parto vaginal como una placenta previa, sufrimiento fetal...

Imágenes sin marca sacadas de la web de Clínica Nortia.