05 septiembre 2015

Aventuras en la cocina: Pastel de frambuesas y arándanos





Hace mucho que no os traía una receta y es que llevo un tiempo perezosa y no hago muchas cosas nuevas, pero hemos aprovechado los últimos días de vacaciones para hacer un pastel de frutos rojos ligero y delicioso. 

Esta receta la he adaptado de un libro de repostería tradicional europea que tiene muchas recetas alemanas y desde luego que esta se parece mucho a algunas de las tartas que se pueden encontrar en las pastelerías de allí y que te sirven en porciones cuadradas junto con tu café. 


INGREDIENTES
1 plancha de masa hojaldre redondo. 
300 ml de nata para montar.
1 huevo de gallinas felices.
250 g de frambuesas
125 g de arándanos 
2 cucharadas colmadas de azúcar moreno
Vainilla
*Observaciones: Con esta cantidad de frambuesas el sabor de arándanos y vainilla queda un poco enmascarado. Depende de vuestro gusto podéis equilibrar las cantidad o invertirlas. 




Precalentamos el horno a 200 grados.
En un molde redondo colocamos la masa de hojaldre bien pegada y la pinchamos con un tenedor.
Añadimos una cucharadita de azúcar moreno repartido (si los frutos son muy ácidos como en este caso) y encima extendemos los frutos previamente lavados pero en crudo, de tal forma que queden bien repartidos por toda la base.
Con esa cantidad se cubre casi entera.


Aparte batimos el huevo, añadimos el azúcar y lo mezclamos bien. A continuación incorporamos la nata y la vainilla al gusto y lo batimos (sin montar ) hasta que la mezcla sea homogénea.
Probamos y rectificamos de vainilla y azúcar si es necesario y añadimos por encima a la masa con los frutos.


Metemos al horno unos 20 minutos, hasta que veamos que este cuajada. 

Se deja enfriar y se sirve frío...mmmmm idealmente con helado de vainilla.


Buen provecho.