10 julio 2015

¿Y si hoy no quiero sonreír?




El otro día en un programa de Tv una de las concursantes dijo que tenía una hija y un marido perfecto y sólo le faltaba ganar para que su vida fuera perfecta. Acaba de terminar el post del estrés y la palabra PERFECTA  no paraba de resonar en mi cabeza, mientras pensaba en los estresante que debe ser mantener una vida perfecta.

Yo ya he asumido que ni la perfección plena ni la felicidad plena existen, que estas sensaciones de reducen a momentos y que si de verdad buscamos esa sensación de forma constante no solo lograremos un continúo grado de insatisfacción sino que además nos perderemos esos pequeños momentos que hacen la vida grande.
La perfección, como muchas otras cosas, creo que no sólo es subjetiva sino que además está sobrevalorada.



Me pasa lo mismo con esas publicaciones que tanto abundan en Facebook de "sonrie, es gratis" o "se feliz hoy", me provocan estrés...
...y no,  no es que yo sea un alma negra y mustia, más bien soy bastante optimista, pero esa continua obligación que nos hemos creado nosotros mismos de ser constantemente felices, no enfadarnos,  sonreír no me parece sana, porque mostrar nuestro disgusto o enfado en ciertos momentos y de forma racional no sólo es totalmente lícito sino que es además necesario para no acumularlo dentro.
Por supuesto, tener un mal día sin razón, un día de apatía general, tampoco me parece malo ni grave si no simplemente humano, y me cansa que en el mundo 2.0 no parezca licito más que en ciertos grupos dónde se acumula demasiado enfado, a veces rozando el sinsentido ¿quizá para compensar el que no podemos mostrar al resto?
Esperamos tanto de nosotros mismos, de los demás y de la vida que nuestras expectativas nunca se cumplen y al final solo vemos defectos en todo lo que nos rodea que nos es imposible tolerar, y esto incluye a nuestros hijos,  que no son como "deberían" o a nuestra pareja que tiene "manías" que no queremos aceptar o suegros y padres que esperamos que cambien sus ideas de toda una vida en 1 semana como si fuera una desintoxicación.

Pero además leemos miles de post y artículos donde o bien nos llenan( o llenamos) de etiquetas a nosotros mismos, como aquellos donde te dicen que tipo de padre/madre/pareja/hija/hijo eres, como si las personas pudiéramos clasificarnos por tallas y colores, o bien esos otros con " 20 cosas que DEBES/TIENES que hacer en verano/antes de los 30/antes de los 40/antes de tener hijos/ cuando tienes un hijo/ cuando estas embarazada/ cuando tienes 3 hijos/antes de morir....", como si no fuera suficiente mantener el ritmo, la sonrisa y la perfección que encima debemos demostrar que aprovechamos la vida y hacemos todo eso que DEBEMOS hacer.
Ufff...estoy cansada sólo de pensarlo y es que hace ya algún tiempo decidí relajarme en todo los sentidos y hacer lo que de verdad me apetece y me sale, sonreír o no, no obligarme a ser feliz sino simplemente aprovechar los momentos en que lo soy,  ser el tipo de persona que soy y hacer lo que me DEBO a mi misma, no lo que alguien decidió un día que debía hacerse. No se si todo esto me hace más feliz, no puedo comparar, pero si un poquito más libre. 


...Y esto es lo quiero transmitirle a mi hija. 

Y tú, ¿te sientes libre? 




*Imágenes sacadas de Morguefile. 

21 comentarios:

  1. Totalmente. Entramos en una cultura del "life-coaching" en la que estar triste es un pecado secular. Te acompaño en el intento de no forzarme a ser o estar de determinada forma o a reaccionar de acuerdo a los modelos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena definición! Exacto, creo que es bueno no ser como se espera que seamos y mucho menos forzar a nuestros peques a ello.
      Muchas gracias por tu aportación.
      Bs

      Eliminar
  2. ¡Soy feliz leyendo tu post! Jajajaja estoy totalmente de acuerdo. Nos han vendido la idea de la perfección, el equilibrio y la felicidad como algo que todos debemos tener en nuestras vidas a diario, nos obligan e imponen a mantener la sonrisa y buscar desesperadamente formas para lograr ser los más positivos, optimistas, risueños y felices del mundo mundial. Y con perdón pero a veces esto apesta, tenemos sentimientos por algo y veo mucho más positivo dejar salir la rabia que guardarla tras una sonrisa hipócrita mientras gritas "estoy súper mega bien!" y te gastas la pasta en el psicoanalista. Yo hay días que me siento feliz, otros triste, cabreada, angustiada, alegre....y es precioso aprender a conocer estos sentimientos y dejarlos fluir. Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Laura, además es que sin la tristeza no podría existir la alegría...son partes importantes de la vida que debemos como bien dices dejar fluir.
      Si, ese postureo de ser y estar súper mega guay no creo que lleve a nada positivo, desde luego pero como decía cierto libro "cada olla sabe los hervores de su caldo".
      Besos guapa, gracias por pasarte y me alegro de que te haya gustado la reflexión.

      Eliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo, la perfeccion como tal es casi imposible y tratar de ser feliz todo el tiempo debe ser agotador, al menos a mi me resultaria mentalmente dificil. Tu post me ha recordado la pelicula intensa mente en la que refleja bastante bien la intensidad de los sentimientos que tenemos las personas. Un saludo y me alegra haber encontrado tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmenn. Opino lo mismo, debe ser agotador en todos los sentidos.
      No conozco la película pero voy a echarle un ojo, gracias por la sugerencia.
      Besos y gracias por pasarte y dejar tu opinión.

      Eliminar
    2. Hola acabo de recordar q esa pelicula en España la titulan Del reves. Es que yo la he visto en Peru. Creo que se estrena en breve. Un saludo

      Eliminar
  4. La perfeccion es una gran mentira porque no existe y si existiera seria aburrida y cargante...Yo no la busco ni lo prentendo. Como buena rebelde opto por la felicidad a ratitos y la disfruto cuando viene. Me ha encantado tu post. Un beso y sonrie cuando quieras tu no cuando te lo mande un cartel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana!
      Si, opino lo mismo, la perfección debe ser aburrida...y ¡difícil de encontrar!
      Gracias por tu reflexión ;)

      Eliminar
  5. Gracias por abordar ese concepto tan intangible y relativo que a pesar de su supuesta belleza tiene un poder casi dictatorial en la sociedad: la felicidad. Esas fotos de Facebook en las que la gente parece rozar el Olimpo de la euforia por beber una copa con su incontable grupo de amigos, mientras una se plantea si escuchar unos minutos de jazz en perfecto equilibrio contigo misma cuentan también como puntos para ser feliz, aunque no haya foto...

    Hace poco pasaba un par de tardes maravillosas de confesiones y puesta al día, con un amigo de toda la vida, de esos que saben que vas a decir con solo mirarte a los ojos, pero al que hacía que no trataba casi 2 años. Cuando le contaba mis actuales emociones, entre las que se encuentran mucha incómoda frustración, algo de desorientación y una cierta desmotivación ... y previamente me disculpé por no poderle ofrecer en ese momento de reencuentros un feedback ultra positivo ni esplendoroso, él lo que me dijo fue:
    "bueno a ti lo que te pasa es que estás muy triste y no quieres admitirlo, no pasa absolutamente nada por estar triste, tus amigos de verdad no tenemos ningún problema en que tu faceta divertida y pletórica no esté, y los que no son amigos de verdad sí tendrán un problema".

    Con esto lo que aprendí es precisamente lo que tu entrada revela, que la aceptación "sana" (sabemos que no es lo mismo "aceptación" que entrega sin tapujos al "victimismo") de un estado emocional no implica derrotismo ni fracaso solo implica eso: aceptación.

    Remato tu pregunta abierta sobre la libertad haciendo mención a una de las herramientas fundamentales en la consecución de esta: la lectura. Recientemente estuve en la presentación de un libro fantástico llamado "La fuerza que llevas dentro" . Con un enfoque estrictamente científico, su autor un psicólogo cognitivo, nos explica que para ser felices lo único que hay que hacer es decidir si se quiere o no. Del córtex y otras amistades peligrosas con el límbico.

    "La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, uno dice y uno hace , están en armonía" (Mahatma Ghandi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la aceptación sana de todas las emociones que sentimos es un parte importante para conocernos a nosotros mismos. Sin la tristeza, que es una parte importante de la vida, la alegría no tendría sentido, y cuando antes asumamos y aceptemos esto, antes recuperaremos el equilibrio para seguir caminando. Y si, nada tiene que ver con el victimismo constante de ciertas personas que han decidido no ser felices nunca más que cuando obtienen el pleneplácito y la limosna del resto.
      Un libro interesante, le echaré un ojo. Ahora estoy con uno que aborda todo esto desde el punto de vista del psicoanálisis y me está fascinando a pesar de ser un libro "espeso", de los que existen concentración.
      Besos guapa y permitete estar como necesites cuando lo necesites.

      Eliminar
  6. Hola. coincido contigo en los millones de post que hay en la red sobre los 10 momentos más felices y demás... reivindico mi libertad para ser como soy y no siempre voy a tener una sonrisa en mi cara... la vida está llena de luces y sombras y cada uno somos únicos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  7. Interesante entrada. Incluso en algunos de esos grupos que mencionas creados para descaegar el enfado, no es inusual encontrar la que te diga ¿por quñe te enfadas? o ¿eres tonta o mala agradecida?, y no es eso, es que tal como dices muchas veces recurrimos al mundo 2.0 para descargas lo que en nuestras vidas reales no podemos o no queremos, La vida es un arcoiris llenos de cosas bellas y malas, unas no pueden existir sin las otras, es lo que no enseña a ser fuertes y a valorar. Animo, y sonríe cuando quieras, y cuando no quieras, el duelo interno es una opción valida, no siempre podemos o queremos estar de fiesta. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hasta en esos grupos a veces hay que mantener la "compostura", totalmente cierto.
      Como bien dices, la alegría no existe sin la tristeza ;)
      Gracias por compartir tu opinión.

      Eliminar
  8. Hace mucho tiempo me enseñaron que no hay que esconder nuestros sentimientos, que si que hay que ser feliz, pero no siempre puedes, unos dias aguantas mas que otros, y que esconder tu enfado, tristeza o lo que en ese momento sientas es peor, eso si no deberíamos pagarlo con quien no toca,.
    Demasiadas cosas nos exigen como para tener también que esconder nuestros sentimientos, así que si hoy no te apetece sonreir pues no se sonríe. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ No te parece que a veces obligamos a los niños también a esconder esos sentimientos? "No llores", "no grites", "no hay que enfadarse" "que feo/a estás enfadada"... en lugar de como dices, dejarlos fluir....
      Gracias por tu aportación

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo. Ser feliz siempre, no se puede, ni se debe. Porqué reprimir los verdaderos sentimientos: enfado, alegría, tristeza ...? Es que nos quieren vender cosas irreales, humo. Ser perfecto es una irrealidad, porque la perfección es subjetiva para empezar. Y además, qué importancia tiene serlo?. Lo mejor es se imperfecto, tener defectos e intentar corregirlos, superarse, buscar objetivos, disfrutar de los pequeños momentos que nos hacen grandes. Y decir no, cuando algo no lo queremos. Cada uno debe buscar su propia armonía y lo que lo hace pleno. Ea. Menudo discursito me ha salido, jajajajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu "discurso" jajajaja gracias por compartirlo.
      En efecto, si cada uno buscáramos nuestra felicidad y no la nos quieren obligar a tener quizá nos sentiríamos mejor.
      Bs

      Eliminar
  10. Tremenda publicación amiga, va a tono en este momento de mi vida. Gracias. Libertad para vivir y sobrevivir, libertad para ser o no ser.
    Un abrazo!
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Libertad para ser o no ser" muy bonito.
      Gracias a ti!
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por compartir tu opinión.