30 junio 2015

El stress de la maternidad y la homeopatía.


La verdad es que combinar verano, trabajo, niña, embarazo y calor está siendo más complicado de lo que me esperaba, incluso diría que estresante, a pesar de que tengo abuela que se queda encantada con la niña, y casi no llego a publicar este post con lo que me apetecía. 

Cuando Boiron me invitó a participar en en esta Misión Saludable titulada "Mantener a raya el estrésLa homeopatía una solución eficaz" me animé a ello porque en el primer embarazo el stress y la ansiedad derivada de una situación laboral complicada me obligaron a estar de baja desde las 20 semanas y ensombrecieron un embarazo que por lo demás fue estupendo. En aquel entonces yo no conocía la homeopatía más que de oídas y aunque con ejercicio y relajación lo fue manteniendo un poco a raya, creo que hubiera probado sin duda esta terapia alternativa que en otras ocasiones me ha resultado beneficiosa. 



El stress es una respuesta del cuerpo totalmente necesaria que se produce ante determinados estímulos y que provoca la liberación de una serie de hormonas que mantienen nuestro cerebro alerta, pero cuando este stress dura mucho, cronificándose, o se produce muy a menudo incluso con episodios con los que no deberíamos reaccionar de este modo, puede llegar a dañar nuestra salud de diversas formas y a causar episodios de ansiedad difíciles de controlar, obligado a mucha gente incluso a tomar medicación para ello al convertirse en una enfermedad que no mucha gente llega a entender. 

Además, altos niveles de estrés se han relacionado incluso con un mayor desarrollo de tumores cancerígenos o con mayor agresividad de estos, ya que para la proliferación de estas células altos grados de estrés son un excelente caldo de cultivo. 

Todos hemos conocido a gente que presumían o presumen de ritmos de vida frenéticos, como aquellos ejecutivos que retrataban la películas de los 90 donde estar ocupado, estresado y alterado era símbolo de éxito. Algo que resulta totalmente opuesto con los conocimientos que se tienen hoy respecto a estos altos niveles de estrés y a los beneficios de la llamada "Slow life", porque como dijo Gandhi "En la vida hay cosas más importantes que incrementar tu velocidad", pero ya os hablaré de esta corriente en otro post.

Y es que lo ideal es eso, bajar el ritmo de vida,  autocontrolarnos, relajarse y aprender a mantener en orden nuestras emociones, y yo al menos trato de hacerlo así siempre que puedo, lo que no significa que siempre se consiga o que siempre se encuentre la forma de hacerlo, así que pero si esto no da resultado, y hablando siempre de afecciones menores, quizá antes de acudir a fármacos agresivos que puedan provocarnos otros efectos como somnolencia, falta de concentración, lapsus de memoria u otras alteraciones de comportamiento, podemos recurrir a tratamientos homeopáticos como los que ofrece Laboratorios Boiron, que no provocan efectos secundarios, permiten seguir con el ritmo de vida normal (ritmo que siempre debemos intentar relajar)  y habitualmente pueden ser usadas incluso por embarazadas o madres que dan lactancia materna (consultar SIEMPRE al profesional de la salud antes de tomar nada embarazada o dando Lactancia materna). 

Aunque podéis consultar aquí un poco más sobre estos medicamentos, lo recomendable es consultar al médico y farmacéutico para conocer el más adecuado, la dosis y cuando debe tomarse. 
Puedes buscar un médico homeópata a través de este link



*Este post participa en la Misión Saludable de Boiron, pero todas las opiniones en el dadas son veraces y objetivas.