24 julio 2015

Preparación al parto...o como a la segunda tampoco va la vencida




Con Amanda tenía seguro privado y una matrona que era de los más impertinente en el público, así que busqué una preparación al parto por el seguro que pillara cerca de casa, que pudiéramos ir ambos (por horario) y de la que hablaban bien en ciertos foros de madres. No le di importancia a nada más y es un error hacer eso.



La preparación en si era bastante amena, a veces parecía que la matrona estaba en el club de la comedia, nos hacía reír y se pasaba volando, pero el fondo estaba lleno de conductismo y de opiniones de crianza personales que metía como si tuvieran un apoyo médico o científico. 
Aun recuerdo cuando decía que lo mejor era llevar al bebe del hospital a su propia habitación para que no se acostumbrara o que si le molestaba una esponja, que el papa fuera a comprar la más dura que hubiera...¿con que objetivo? No se me ocurre que circunstancia se puede presentar en la vida en que uno tenga que acostumbrarse a una esponja que rasque. 
Pero igual que esto había muchas otras cosas, camufladas entre risas, que uno podía tomar fácilmente com recomendaciones profesionales en lugar de ver la realidad que era exclusivamente las recomendaciones de una persona, una madre, con unos criterios de crianza en su caso opuestos a los míos.

Hoy precisamente hablábamos el PaPa y yo de eso, de aquella preparación de la que nunca habíamos vuelto a hablar y sin embargo estamos de acuerdo en que no nos gustó nada y en que no nos sirvió de nada. De hecho en el parto yo no sabía casi ni que hacer. 

Esta vez no tengo seguro privado, pero aun así pensaba hacer una preparación natural, el problema (uno de tantos) de parir en septiembre es que en julio y agosto no hay preparaciones acorde a lo que busco, así que si llego a septiembre irá al menos a las sesiones de control del dolor y parto, y si no me quedaré con la preparación de la Seguridad Social .

La matrona es un encanto pero ay, de nuevo, chocamos en criterios y aunque me encanta verla en el centro de salud no la querría en mi parto ni loca...imaginad que hasta el PaPa ha dicho que "a que preparaciones al parto le llevo" jajajaja
Después de dos sesiones ya me doy cuenta de que no es lo que busco y de que no estaría de más un poco de actualización y respeto por parte de profesionales. 
Curiosamente somos la única pareja de unas 12-15 que ya ha tenido un hijo, pero para mi sigue siendo necesario ir, aunque tenga que oír que:

  •  lo mejor es la monitorización interna. ¿En un parto normal, de verdad lo mejor es monitorizar al bebe en la cabeza?
  •  con la maniobra Kristeller el bebe no sufre, solo se hace polvo el hombro la matrona y un poco la mama. ¿? ¿perdón? La maniobra Kristeller se considera violencia obtétrica y como dice este artículo hasta el Ministerio lo desaconseja. ¿alternativas? Aprovechar la gravedad abandonando la postura de tumbada y moverse. 

  •  o que ella prefiere mentirle al anestesista y decir que la mujer esta de 5 cm y no de 8 cm porque es una burrada que una mujer dilate de 8 a 10 sin epidural...¿En serio? 
  • que el enema se ofrece, es algo personal pero para la persona que esta atendiendo no es agradable que se defeque durante el parto...No se ni que decir teniendo en cuenta que es personal sanitario porque uno ¿va a parir o a hacerse un book de fotos?¿Si te pones un enema en el hospital cuando estás de 3 o 4 cm no será lo más probable no sólo que pases una dilatación muy chunga con diarrea sino que además en el parto ocurra por no haberse vaciado todo?
  • Los masajes perineales no funcionan, yo os los digo porque tengo que hacerlo pero que sepáis que no funcionan y no sirven para nada y que hay mujeres que achacan a eso no haber tenido desgarro pero no sabemos que habría ocurrido en caso contrario...Exacto, como con todo en un parto, no podemos saber que habría ocurrido de tomar otras decisiones.  
Por supuesto, según ella las sensaciones que una siente tras el parto con y sin epidural son iguales, a pesar de que reconoce que el parto se para y que lo más normal es que además la mujer no sienta ni cuando debe empujar ni nada, lo que dilata la espera entre 1 y 3 horas con respecto a uno con epidural, ¿no es entonces lógico pensar que si el parto varía el postparto inmediato también?
Esta claro que cada uno debe elegir libremente con todo la información, que no se es ni mejor ni peor por parir de una forma u otra y que es algo muy personal, pero defender un parto exclusivo con epidural de forma tan subjetiva nos lleva de nuevo al mismo punto, ¿dónde acaba la recomendación profesional y empieza la personal?
Lógicamente es difícil separar esto pero si yo fuera una de esa primíparas sólo habría conseguido aterrorizarme ante el parto y llenarme la cabeza de ideas totalmente erróneas. Me doy cuenta que a pesar de vivir en la era de la información, todas, o la mayoría de esas mujeres, están muy perdidas, van a parir dentro de 1 o 2 meses y están, no sólo recibiendo información errónea sino además siendo aleccionadas para que durante el parto permitan que el personal sanitario "que para eso sabe" hagan lo que consideren con total libertad. 

La siguiente sesión ha sido sobre lactancia materna, y fui esperando, como dice PaPa "esta te dice que al mes fuera teta y a su habitación, ya verás" jajajaja
Aunque habló mucho sobre los beneficios de la lactancia materna, también enfatizo que nadie debe culpabilizar a la madre por no poder o no quedes optar por esta, algo que me parece bien por supuesto, pero creo que las primeras que no debemos culpabilizarnos somos las propias madres. Con seguridad en una misma y nuestras decisiones, las opiniones de los demás debería no influirnos en absoluto.
Puso un vídeo que os pongo aquí porque me gustó mucho, aunque pasó algunas partes "porque le ponen mala tanta radicalidad" y enfatizó que detrás de las campañas públicas de leche materna hay un interés económico por parte de los hospitales de ahorrar dinero, algo que puede ser verdad pero que desde luego transmite un mensaje equivocado porque con o sin ahorro económico, los beneficios de la lactancia materna son innegables.





Al final vino una mamá que contó su (nefasta) experiencia con la lactancia materna, tanto con el primer hijo, en que su leche no era "de calidad" (¿hasta cuando seguiremos con esto?) y no aguantó ni un mes o con el segundo (que tenía escasos días) en que se vio obligada a probar por los médicos, al final se tomó la pastilla en el hospital (¿?)  y aun así le subió la leche y ya no se la podía dar a pesar de que ahora si que tenía leche. Esta chica cuenta un testimonio muy valioso, pero no creo que tenga suficiente experiencia ni conocimientos sobre la lactancia materna como para dar los consejos que se ha atrevido a dar a tantas futuras madres y del que solo os voy a poner un ejemplo "...y si tenéis que usar pezoneras usadlas porque aunque digan que n ose estimula igual es mentira, si que se estimula"
Yo, que usé pezoneras casi 4 meses corroboro que si hay que usarlas, como me pasó a mí, está guay hacerlo pero que efectivamente en absoluto se estimula igual, ni sale la misma cantidad de leche ni el bebé mama en el mismo tiempo; el resultado es que el bebe pide mucho más a menudo, se eterniza con las tomas porque el esfuerzo es doble y luego son difíciles de quitar porque ya no sabe sin ellas.

¿Y porque no he hablado?
Porque hace mucho que decidí no entrar en estas guerras en las que al final defender la LM supone ser fundamentalista o radical, aunque lo hagas aportando datos y razonamientos objetivos, porque la culpa que la otra persona carga sobre si misma, y que casi nada tiene que ver con los demás, aun no ha sanado.
Si le dices a una madre que todas somos capaces de producir leche de calidad (a excepción de casos puntuales), el resultado es que eres una mala persona que pone en duda las buenas intenciones y el esfuerzo de una madre frente a "una naturaleza o genética injustas que la ha dotado de leche mala".
Si le dices que si es posible compaginar lactancia mixta más de un mes, que tu lo hiciste casi 6 de hecho, hasta que lograste quitarle la LA, te dirán que "vas de súper-mamá, llamando mala madre a una mujer en pleno puerperio y pensando que tu te has sacrificado más por tu hijo que ella".
Y como mi intención está muy alejada de todo esto, preferí dejarlo pasar.

Alguna quedará por el camino por este tipo de cosas (una pena), otras lo harán porque ya no querían desde el principio pero no sabían como decirlo (pues señoras, ALTO Y CLARO se dice) y otras lucharán, como muchas lo hemos hecho, por seguir con esa lactancia hasta que ellas o su hijo decidan ponerle el punto y final. 

Hoy me he ido con mal sabor de boca y hasta PaPa me ha dicho que para que vamos ahí...Pues yo tampoco lo sé.

Si vas a parir pronto y ves que muchas de las recomendaciones se parecen a estas, te aconsejo que des una vuelta por la página de El Parto es nuestro  y conozcas de verdad como debería ser un parto respetado.
Y si quieres saber un poco más de lactancia pásate por la página de La liga de leche.

EDITO para contar que la última clase me ha sorprendido favorablemente porque no sólo ha recomendado fomentar el apego seguro, si no que ha puesto un vídeo y le ha dado la importancia que creo debe tener.


Y ahora la gran pregunta, ¿informaríais a alguien de todo esto con la intención de que mejoren estas clases? ¿hablaríais con la matrona acerca de su necesidad de reciclaje?