10 noviembre 2013

Playfest













Hace unos días fuimos los tres al playfest cortesia de madresfera.
Era un evento para promocionar la PlayStation 4, que el día 14 de noviembre sale a la venta; no puedo evitar recordar la 1 cuando mi hermana me la regaló con poco más de 18 años y todo lo que ha llovido desde entonces.
El eventos organizó en Luckbek, en calle Alcalá 115 de Madrid, un local al que se accede a través de un edificio señorial, de esos con puertas inmensas, escaleras gigantes y ascensores con carácter. Reconozco, como veis ya el sitio me pareció genial.

Al entrar nos recibió una chica muy amable que me enseñó como lo habían orientado a los niños y jóvenes para que pudieran probar la consola y vieran todas las novedades, y el aspecto e impresión general fue muy bueno y agradable.
Aunque Amanda era muy pequeña para acudir, porque la edad recomendada era entre 5 y 12 años, pero aun así lograron que lo pasara genial; estuvo pintando, le pusieron un gorro indio con su nombre y lo mejor de todo, la pintaron de leopardo. Y tanto le gustó la pintura que no se la quitó hasta que se fue a la cama esa noche.




Tengo que reconocer que nosotros no lo pasamos tan bien como ella, acusamos el no tener hijos de la edad recomendada y no pudimos probar la consola, ni el juego ni en modo interactivo, porque sólo había dos Play4 y ambas estaban ocupadas constantemente con niños deseosos de probarlas...lo cierto es que ni siquiera nos comentaron mucho acerca del aparato y nadie nos ofreció ni un refresco o vaso de agua que otros asistentes si disfrutaron.
La conclusión de los organizadores, enfocando exclusivamente la presentación a hijos, la considero bastante errónea teniendo en cuenta que el precio de salida rondará las 400 euros y que es bastante complicado que unos padres de clase media se gasten esa cantidad exclusivamente para que un niño juegue. 





¿Y que tal la consola?

Visualmente es bonita, pero cambia poco respecto a la anterior, y el relación a gráficos e imágenes, tampoco percibimos mucha diferencia respecto a su predecesora. El juego interactivo tampoco nos resultó especialmente atractivo por lo que casi salimos como entramos, esperando a la presentación oficial para ver si realmente merece llamarse 4 o es una 3 ligeramente mejorada.
A pesar o gracias a todo, nos gustó la experiencia, pasamos un rato agradable y tuvimos la excusa perfecta para pasear por los aledaños del Retiro.