12 septiembre 2016

WhatsApp del colé y otros terrores de moda

Os voy a contar un secreto...no es obligatorio pertenecer al grupo de wp de la clase. Si te provoca pesadillas, si crees que estar en él es un coñazo, si no te aporta nada...salte. Si te quejas cuando te añaden, si estás deseando que acabe el curso para salirte...no esperes y salte. ¿Para que sufrir?


Yo reconozco que a mí ME GUSTA. Se que está de moda todo lo contrario, decir que es un horror y recomendar a todo el mundo que evite formar parte de él...pero yo debe ser que soy antisistema, de la resistencia. 


Y si, también soy de las que va a los cumpleaños, incluso charlo con los padres, y oye, a veces hasta me gusta. 
Si, si, se lo que estás pensando...también charlo en la puerta del colegio, y me quedo un rato al salir, o en el parque, me gusta. 

Elegir el colegio de mi hija fue la decisión más difícil y más sopesada en esto de la maternidad, ya os lo conté aquí.  Pero el colegio no sólo lo forman los profesores, también los alumnos, con los que pasan horas, de los que aprenden cosas y a los que les enseñan otras. 
Todos sabemos que nuestros hijos son una parte ellos y otra lo que aprenden de nosotros o les inculcamos, es decir, un reflejo de las familias, y a mí me gusta conocer a esas familias, porque como educo a mi hijo influye en el tuyo y como educas al tuyo influye en el mío. 
Me gusta charlar con ellas e intercambiar opiniones, me gusta ver como mi hija se relaciona con otros niños, me gusta ver como la tratan y los trata, en definitiva, saber y saber lo que pasa en la vida de mi hija.

Y no, para eso no hace falta poner chistes en el wp ni criticar a la profesora o el profesor, ni quedar para desayunar o tomar cafe con el resto de madres y padres, ni siquiera hace falta organizar un cumpleaños multitudinario, pero si hace falta implicarse un poco, como en todo en esto de la crianza. 

No vamos a buscar amigos, aunque puede que los encontremos, a mi me ha pasado, pero si vamos a saber que el niño de pelo rubio que se llama X acaba de tener un hermano y está pasando un mal momento, por eso mi hija me cuenta que está más pegón o gruñón, o porque Y lleva una semana sin ir al colegio.


El grupo de wp, bien utilizado, es información, es apoyo y es tribu, es decir , " por favor, llego tarde, avisad" o " hay que traer este material, no os olvidéis" o " ¿alguien tiene la sudadera de mi hija?", y es muy fácil sentar las bases, sobretodo al principio, para que no pierda la esencia. Así que si me preguntáis digo, sin duda, imprescindible.

Al contrario del resto del mundo, como me pasa en muchas otras cosas, creo que hay muchas formas de formar tribu, de recuperar la esencia de las familias que se apoyan unas a otras, y, igual que las RDSS ponen en tu camino gente maravillosa, el wp es una herramienta que permite recuperar cosas que el ritmo de vida nos está quitando.

Como en todo, habrá gente que diga cosas fuera de lugar o exprese opiniones que no te gusten, gente que no tiene nada que ver contigo, pero no saber que piensa esa gente, que insisto, forma parte de la vida de tu hijo de alguna forma, no hace que su forma de pensar y actitud desaparezcan, sólo hace que te falte información.
Pero oye, que con la de obligaciones que hay en esta vida, no nos carguemos con más que no los son a la espalda.