23 octubre 2015

La Lactancia Materna en el recién nacido puede no ser como te la contaron



Hoy os quiero hablar de lactancia, porque a veces no nos llega toda la información y los comienzos pueden ser duros o pueden complicarse.

Las directrices generales que leemos en todas partes y que nos dicen en preparación al parto sobre la lactancia materna (en adelante LM) suelen ser:
  • Debe ser a demanda lo que puede implicar cada dos o tres horas.
  • Si de noche no se despierta hay que despertarlo.
  • La leche suele subir al 2º o 3º día.
  • Ofrecer primero un pecho y cuando lo vacíe ofrecer el otro.
  • Alternar los pechos en cada toma.
Y puede que al dar a luz todo esto se cumpla, puede que encuentres respuestas en todos sitios, o puede que no, y si tu caso es el segundo, como el mío, quizá creas que eres tú, quizá no entiendas que está pasando y a tu alrededor no tengas a esa abuela que dio pecho a 7 hijos y que sabría tranquilizarte (porque el 90% de nuestras madres no han dado pecho más alla de 1-2 meses, no nos engañemos, y están más perdidas que nosotras).

Efectivamente la LM debe ser a demanda, y lo ideal es identificar los signos de demanda que nos da el bebé, especialmente en el periodo que pasamos en el hospital donde además es importante iniciar la lactancia en la primera hora del nacimiento, favorecer el contacto piel con piel, ponernos al bebe al pecho muy muy a menudo para hacer que nos baje la leche cuanto antes y para conseguir que la cantidad sea la adecuada para satisfacer la demanda de nuestro bebé.

Lo ideal no es esperar a que el bebe llore de hambre o necesidad de succión, sino identificar los signos que nos da antes de reclamar con el llanto; se despierta, abre la boca, mueve las manos y se las lleva a la boca, busca con la cabeza...Ante la duda mejor es ofrecerle cuando se despierte y no intentar evitar que abra los ojos meciendo en cuanto se mueve u ofreciéndole el chupete pues nos saltamos tomas y en unos días nos arrepentiremos de ello.
Esto puede que os agobie, sobretodo si tenéis visitas constantes de gente que no entiende como funciona la LM y que os dirá que eso no es normal, que no tienes leche, que le des un chupete, que vaya vicio con la teta, que otra vez a mamar no puede ser o cualquier otra cosa, por eso recordad que:
  • quien ha decidido dar LM sois vosotras y no podéis permitir que otros os la estropeen (decidid vosotras y vuestros hijos el principio y el fin, nadie mas).
  • quien se va a casa con el bebe sois vosotras, no esa gente. Y seréis vosotras las que os frustrareis si tarda el bajar la leche...
  • lo importante es vuestro bienestar en el hospital y en casa, no el de las visitas, porque habéis pasado por un parto o cesárea y necesitáis descansar y además tenéis un nuevo miembro al que conocer, cuidar y mimar. No os sintáis culpables si alguien no lo entiende. 

Aunque no soy para nada antichupete, de hecho tenemos por aquí una buena colección que de momento no acepta, quiero recordar que no deja de ser un sustituto del pecho en un momento donde darle estos sustitutos puede hacer que se confundan, que se cansen o que se salten tomas...y cuanto mas estimulemos más leche produciremos en las siguientes tomas, así que mejor esperar a tener la LM establecida. 

Los signos de hambre de que hablábamos pueden aparecer cada 2 horas, cada 3 o cada media hora y habrá que satisfacerlos en todos los casos, y si, he dicho cada media hora porque puede ocurrir...es probable que pases tardes enteras con el bebe en brazos y te de la sensación de que lleva horas enganchado a la teta. Es posible que haya momentos en que desees dar un biberón y recuperar tu individualidad...es normal. Hay que tener en cuenta que los bebes se cansan y se duermen en medio de una misma toma muchas veces, de hecho el mecanismo está diseñado así ya que los componentes de la leche y el mecanismo de succión hacen que el bebe haga microsiestas para descansar y poder seguir mamando. Por eso pueden despertar a los 45 minutos, hora u hora y algo como si no hubieran comido, llorando desesperados o buscando la teta,  porque realmente no han terminado y "les hemos quitado el plato". 
Esto es así en muchos casos, no en todos claro, y no tiene nada que ver con falta de leche, leche de mala calidad, leche que no llena o que no alimenta, tetas que no sirven, vicio del bebe... sino con la perfecta maquinaria de la naturaleza, que esta diseñada como hace miles de años y no se adapta al modo de vida actual donde no tenemos tiempo ni instinto ni paciencia, tres cosas fundamentales para criar a un hijo.

Supongo que muchas que hayáis llegado aquí buscando respuestas ahora entendéis porque tanta gente opta por el biberón (muchas mas madres dan biberón que pecho a pesar de que creamos lo contrario) y no llega nunca a disfrutar de LM exitosas, porque hay tantas madres que se sienten culpables por abandonar o se sienten acusadas (a veces se les acusa abiertamente) de egoístas y es que si nuestras expectativas son otras podemos llegar a sentirnos esclavas de nuestra decisión y amargarnos la crianza.

Pasados unos días la LM se va estabilizando, el bebe aguanta más despierto, es más eficaz y tarda menos en mamar, así que las tomas se van espaciando (ojo, el tiempo entre tomas cuenta desde que empieza la toma, no desde que termina) y parece que empezamos a respirar...y es entonces cuando llega la primera crisis de lactancia, aproximadamente a los 15-20 días de vida; de nuevo podrá estar reclamando, de día y de noche cada hora (y como el tiempo entre tomas empieza al principio de la toma puede que mame cada 30-40 minutos), vaciara ambos pechos y sentiréis que quiere más por lo que puede que le cambies de pecho varias veces en una misma toma...os sentiréis agotadas y perdidas de nuevo pero enseguida pasará (1-4 días) y de nuevo las tomas se espaciaran y sentiréis que teneos leche de sobra cuando suelte el pecho y se le escurra por las comisuras.

En este momento puede que aun se duerma en medio de la toma, así que lo ideal sería despertarles o espabilarles para que terminen la toma y nos den un respiro entre medias, o dejarles descansar, lo que nos apetezca. Para despertarles lo más efectivo es ponerles en vertical a echar los gases y cambiarles el pañal, tanto de día como de noche; hacerlo de noche puede alargar el tiempo de descanso o desvelos que se traduzcan en horas despiertos pero eso cada madre lo ira viendo.

A veces caemos en la tentación de dar un bibe de formula de noche pensando que dormitan más; puede que si, o puede que sea peor. Recordad que la estimulacion de noche es mucho más efectiva que de día y que el pecho es abrazo, calma y satisfacción para el bebe, no solo alimento.

Si habéis llegado hasta aquí ya llevareis un mes de LM, ánimo porque ha pasado casi lo peor, pero no bajéis la guardia porque quedan crisis de lactancia que superar y algún momento crítico donde el "a demanda".

Descansad cuando lo haga el bebe, porteadlo si así podéis ganar "independencia" para hacer cosas, y dejad que os ayuden; con  ayuda de un sacaleches y una jeringa otra persona, preferiblemente la pareja, puede ocuparse un par de horas de el bebe para que descanséis sin reloj.


No olvidéis revisar la web de la liga de la leche. En este link encontrareis documentos con consejos para despertar a bebes, extraerse la leche, en caso de mastitis o cuando el bebé da signos de "cólico"(esto se relaciona con ingerir mucha leche del principio de la toma, más líquida y rica en lactosa, y no llegar a la del final, más grasa y espesa).
Podéis buscar ayuda en los grupos de apoyo o de crianza de vuestra zona o simplemente acudid para charlar, preguntar dudas o sentidos acompañadas en la maternidad.