13 noviembre 2014

2x1 y otros consejos de crianza.Las eternas rebajas.


Bb empezó baile e iba muy contenta pero también muy cansada y algunos días no quería ir,  con lo que nos íbamos a casa. 
Ante lo repetido de la situación y los 42 euros del baile fui a recepción del club a preguntar si podía ir sólo un día a la semana:
-No pero a lo mejor solo te está echando un pulso. 
-....
-como cuando no quieren comer algo mujer, ya sabes. 
-Ya bueno, es cierto, yo que cuando no quiere comer no la obligo y si con 4 años no quiere ir a baile obviamente tampoco.  Buenas tardes.

Hace poco conté la anécdota con que empieza esta post en facebook, porque no termino de acostumbrarme a esa absoluta intromisión que uno vive constantemente en su privacidad después de ser madre.
Vas a preguntar algo y se permiten la licencia de juzgar a tu hija sin conocerla, a ti como madre y te recomiendan algo gratuitamente sin conocimiento ni criterio.  El 2x1. 

La primera "rebaja" que recuerdo fue cuando Bb tenia unos 3-4meses: visitamos a una familiar que había dado a luz hacía poco y, como era mi costumbre, al llegar la saque del carro para que estuviera conmigo. Al rato llegó una amiga de ella y su madre, que pasado un tiempo me miró y me dijo "uy,  esa niña toda la tarde en brazos, luego verás. Eso no es nada nada bueno " a lo que contesté, sin perder la sonrisa "es que mi hija donde tiene que estar es en brazos de su madre que no tiene nada mas importante que hacer que esto". 
La gente no suele responderme, nadie se espera no tener razón o que no les agradezcas su "sabiduría " pero es lo más práctico, un ejercicio sanísimo, y una se queda nueva después de mostrar que,  a veces,  raras, se lo que hago pero muchas veces, hago lo que quiero. 
Seguro que tenéis mil historias de gente que habló porque tenía boca, porque esto pasa habitualmente, sobretodo en los primeros años de ser madre,  cuando todo el mundo cree que sabe más que tu,  que puede opinar y que encima debes darle las gracias. 
Pues no señores,  yo no les doy las gracias, porque los niños son las personas más vulnerables y cualquier recomendación errónea, la mayoría de esas que tanto nos regalan, consejos de saldo vamos, puede afectar en el presente y futuro de ese niño y su familia de un modo que nadie salvo ellos podrán medir y valorar.
En otra ocasión de veraneo en un supermercado una señora a la que nunca jamás habíamos visto le hizo alguna monería pero Bb no le respondió como ella esperaba sino como yo esperaba, es decir, le hizo un "feo" y la buena señora dijo "que bonita pero que repugnante es". Creo que es la única vez que me he quedado sin palabras porque ¿qué se le dice a esta señora? Sólo pude pensar que no estaba bien de la cabeza pero ay amigos, mi madre que estaba allí dice "no mujer si lo dice desde el cariño".¿ca-ri-ño? Pero si no nos conoce. Aclaro que en la zona del norte donde estábamos hay ciertas formas de hablar muy habituales que en otros sitios es bastante agresivo, pero aún así reconozco que mi madre si que aguantó "mi ira" porque la confianza y el tiempo de reflexión es lo que tiene. 

Yo estoy convencida de lo que hago,  puedo estar equivocada y afrontaré esos errores, por lo que no me dejo seducir fácilmente por esas gangas,  pero hay muchas y muchos madres y padres inseguros, menos informados o que simplemente ceden a eso repetido una y otra vez, que no deberían tener que sufrir la ligereza con la que la gente habla y que va desde lactancia que no sacian o no alimentan o no engordan hasta esos brazos a los que se acostumbran o el aprender a compartir de las pelotas







Si vas a dar un consejo piensa primero en varias cosas:
-¿te lo han pedido? 
-¿conoces a la familia lo suficiente?
-¿estás seguro de que tu consejo es de verdad, sin ninguna duda,  correcto? 

Si has respondido a más de dos preguntas sí , adelante, pero sino lo más sensato es guardarte tu opinión para tu propia familia, pero creo que si estás leyendo esto ya lo sabes. 

Y si lo que vas a decir no es más bello que el silencio no lo vayas a decir...pero sobretodo no lo tienes que escuchar.