01 agosto 2013

DIY Re-styling de un aparador



Hace meses que hice esto pero no había encontrado momento para publicarlo y ayer, limpiándolo pensé que me había quedado tan mono que tenía que compartirlo.

El mueble es el  Aparador Trollsta de Ikea, que ya está descatalogado y ha sido sustituido por una versión mini,  y es que los muebles de Ikea parece que da menos remordimiento maquearlos, aunque debo reconocer que este no fue especialmente barato (para ser made in Ikea).







Para pintarlo cogí un spray de los de grafitear, que son geniales para pintar pero tóxicos y huelen fatal, por lo que es imprescindible usarlos en un lugar muy ventilado, taparnos las vía respiratorias, no pintar mucho de una vez y mantener ventilado el lugar hasta que se seque.




Por lo demás, son pinturas que cubren bien (si se usan de calidad), fáciles de usar y con muchos colores. Además permiten su uso sobre casi cualquier superficie, lo que es muy cómodo. El precio normal suele ser el doble del que marca la foto, pero yo encontré el color que quería, cuero, en oferta, así que me salió fenomenal. Dada mi experiencia os diré que no caigáis en la tentación de comprar uno de los típicos que venden en los "chinos", pues la diferencia en capacidad, manejo y calidad es como el día y la noche. Quizá para iniciarse está bien pero si es algún proyecto importante usad materiales de calidad que cubrirán en una sola capa.

¿Como lo hice? 

Primero imprimí lo que quería pintar en el mueble; en mi caso fueron las palabras Te quiero en español, inglés, francés y alemán, en letras diferentes.






Eso lo calqué en papel del de forrar libros, el adhesivo, y recorte las letras con un cutter, quedando hueca la zona que quería pasar al mueble. Ojo con derechos y revés de lectura!

Coloqué el papel sobre la superfice, bien pegado, y cubrí el resto del mueble (importante) y suelo, y le lo pulvericé con la pintura, de tal modo que quedaran pintadas las letras sobre el mueble.
En la zona de los cajones hice una franja de corazones del mismo modo, sobre papel adhesivo del que fui quitando el relle

no de los corazones.




Por último, como me seguía pidiendo algo más, pinté la zona de abajo, el "faldón".

Una vez seco, con mucho cuidado, retiramos el papel transparente que pegamos para que sirviera de plantilla. Se puede retocar con ayuda de un cutter y si necesitais limpiar algo, alcohol de limpieza y bastoncillo, con cuidado.




A mi me gusta el resultado, permite renovar muebles fácilmente...!y nadie tiene un mueble igual!